15 may. 2008

Agua es de género femenino



La comisión coordinadora de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género ha redactado un documento con el fin de que sea divulgado lo más posible durante la Expo Zaragoza 2008. El evento, que comienza en junio y se extenderá hasta septiembre, girará en torno al agua como fuente de vida y riqueza.
Puesto que se trata de que se lea y se atienda, os animamos a que lo divulguéis en cuanto lugar y momento consideréis oportuno, que copiéis y peguéis, y lo publiquéis en todo los medios:

Mujer y agua: Las aguas bajan turbias cuando no hay derechos
Con motivo de celebrarse en junio próximo la Expo Zaragoza 2008 sobre el agua, considerándola un "elemento imprescindible para la vida, objetivo y finalidad, el desarrollo humano desde el compromiso ético", según expresan los documentos oficiales de la misma, la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género manifiesta su preocupación y hace un llamado de atención por el escaso tratamiento periodístico de género sobre el impacto que produce en la calidad de vida y el desarrollo de las mujeres la imposibilidad de acceder en condiciones dignas al derecho humano de obtener agua.
La escasa visibilización de los diversos roles de las mujeres en los medios, y en particular en relación con el uso del agua es consecuencia también la ausencia de políticas públicas con enfoque de género en la temática. Por ello, la Red Internacional entiende que es urgente revisar las prácticas periodísticas sexistas que impiden informar sobre la participación de las mujeres, ya sea respecto de la situación, como de los aportes que hacen en el manejo del agua.
El agua es un derecho humano fundamental e inalienable. Diversos organismos internacionales de Mujeres y de Derechos Humanos advierten del impacto de la privatización y las consecuencias para la población femenina. La pobreza extrema en el mundo se agudiza con la crisis de este recurso, que algunos vaticinan como la guerra que se vendrá, mientras tanto hay que decir que: de los 1.2 billones de personas que no acceden al agua, más de la mitad son mujeres y niñas, a esto hay que sumarle las inhumanas condiciones para obtenerla sobre todo en los países subdesarrollados.
La Red Internacional de Periodistas se pronuncia en contra de la privatización de este recurso al que no considera una mercancía, de la misma manera que entiende que la información es un bien social en tanto derecho humano que se reivindica con la práctica. En este sentido, no puede omitirse el tratamiento periodístico sobre las estrategias de sobrevivencia cotidiana que llevan a las mujeres y niñas a caminar más de 10 kilómetros y trasladar entre 15 y 20 litros de agua por viaje en muchos países del mundo, según investigaciones de organismos internacionales de mujeres. Los medios de comunicación, las personas y profesionales que trabajamos y ejercemos la comunicación y el periodismo tenemos que asumir un compromiso ético profesional respecto de visibilizar que esta realidad existe en el mundo. Las mujeres están vinculadas con el agua porque son las que se encargan de la crianza de los niños y las niñas, de las tareas domésticas, de la economía familiar y, cada una de esas tareas requieren de este valioso recurso.
Por ello, cuando el agua se torna inaccesible por las distancias o calidad impacta fuertemente deteriorando la calidad de vida de las mujeres impidiendo su potencial desarrollo. La Red Internacional de Periodistas con Visión de Género hace un llamamiento a los y las representantes de los más de cien países asistentes a esta cumbre del agua a revisar y elaborar políticas activas que reviertan las condiciones de desigualdad que padecen las mujeres pobres del mundo, y a los medios de comunicación que promuevan un periodismo con una mirada libre de sexismo y sensible a valorar el papel de la mujer en el manejo del agua.
RED INTERNACIONAL DE PERIODISTAS CON VISIÓN DE GÉNERO
La foto es de aquí.

1 comentario:

June Fernández dijo...

Es un ejemplo genial de que urge aplicar la perspectiva de género a absolutamente todos los temas, porque si preguntas a cualquier persona cuál es la relación entre el agua y las mujeres, seguro que le costará o no podrá responder. El texto deja claro que la falta de derechos de la mitad de la población dificulta gravemente el desarrollo humano y social.