27 feb. 2009

Buenas intenciones


Hoy encuentro en la prensa dos ejemplos de dos textos periodísticos basados en buenos planteamientos, pero cuyo desarrollo es mejorable desde el punto de vista de la perspectiva de género. A ver qué os parecen:

1- Entrevista a Pilar Pérez-Fuentes en El CORREO: "El bienestar descansa sobre las mujeres". Se trata de la serie de entrevistas "Candidatos de reparto", por la que han pasado personas de lo más interesantes como Lolo Rico, la creadora de La bola de cristal, que va en las listas de Ezker Batua. Me encanta que María José Tomé se haya interesado por Pérez-Fuentes, que por referencias de terceras personas y una entrevista que le hice también con motivo de las elecciones, me parece muy buena.

Es profesora de Historia Contemporánea del UPV, da clases en el Master de Estudios Feministas y va en las listas del PSE. Es una de las responsables de que el PSE cuente, en mi opinión, con uno de los programas más completos y progresistas en materia de igualdad entre mujeres y hombres. En la entrevista, aporta reflexiones muy importantes sobre el papel de las mujeres en la sociedad. Sin embargo, hay pequeños detalles que me dejan con mal sabor de boca.

El principal es que Tomé concluye tras citar las desigualdades en el ámbito laboral y doméstico que "Quizá todo sea cuestión de tiempo". En la entradilla, aporta unos datos que refutan esa idea de que vale con la inercia: la presencia de las mujeres ha aumentado drásticamente en el Parlamento vasco y no en los consejos de administración de las empresas. La periodista no explica porqué: al Parlamento le afectan las medidas de acción positiva que marca la Ley de Igualdad. Es decir, no es cuestión de tiempo, sino de apostar por políticas a favor de la igualdad.

Además, me chirría muchísimo que se siga hablando de "la mujer", como si fuera un colectivo extraño y homogéneo. Y otra frase que tiene tela: "Pilar habla con la vehemencia del que está convencido de lo que dice". ¿Qué es eso de dirigirse a una profesora universitaria y candidata política por el nombre de pila? Me parece injustificable. Y si hablamos de una mujer, me parece que lo lógico es enunciar la frase en femenino: "Habla con la vehemencia de la que está convencida". O, mejor aún. "de quien está convencida".

2- Socorro también murió como Marta. Reportaje publicado en EL PAÍS que nos cuenta la vida y muerte de una prostituta brasileña que, pese a ser víctima de un asesinato machista al igual que la menor sevillana Marta del Castillo, no se ha movilizado nadie por ella. Me parecía un gran planteamiento para hablar de las olvidadas y homenajearlas, para señalar la situación de vulnerabilidad en la que trabajan las prostitutas, de aportar datos sobre agresiones sexistas a prostitutas, de analizar porqué algunos casos cuentan con mayor repercusión mediática que otros...

Sin embargo, en mi opinión, la periodista Cristina Huete desaprovecha esa oportunidad de análisis y se ciñe demasiado a los casos concretos, sin renunciar a algún que otro dato sensacionalista y dando una imagen de la víctima que no le deja en muy buen lugar: una brasileña que incluso dejó atrás a su hija por venirse a España a donde un amor cibernético. Terminó haciéndose puta y le asesinaron. En fin, esto nos puede dar para reabrir el debate sobre la frontera entre información necesaria y morbo.

En definitiva, creo que se trata de dos ejemplos de que las periodistas se preocupan por visibilizar historias de mujeres, darles voz y abordar su situación. Sin embargo, creo que a menudo les faltan las herramientas necesarias para que sus textos tengan perspectiva feminista.

1 comentario:

Blanca Oraa dijo...

yo estoy contigo, no son serias las que nos representan. Si supieras las cosas que yo veo y oigo en mi entorno getxotarra...