1 abr. 2010

Tres reportajes sobre prostitución



Durante los últimos días se han publicado diversos reportajes sobre prostitución, al hilo de la ordenanza municipal que ha aprobado el Ayuntamiento de Bilbao y que, entre otras cosas, multará a quienes demanden y ofrezcan servicios sexuales en espacios públicos. Me parece una buena ocasión para comparar tratamientos.

El Correo: "Prostitución, un negocio a la vuelta de la esquina", por Luis López
El Correo me ha sorprendido para bien. Si bien se le cuela alguna frase que me resulta frívola, como que "venden su carne" o que a las prostitutas callejeras " la necesidad les obliga a tragar con casi todo", me gusta mucho dónde centra la atención el subtítulo: "El negocio del sexo es un limbo alegal que sólo sale a la luz cuando molesta a los vecinos". Me gusta también que empiece dando datos de Emakunde sobre la situación y características de las prostitutas, y que la primera fuente que habla sea Askabide, colectivo que defiende sus derechos. También me ha sorprendido favorablemente que se exponga que regular la prostitución es una demanda del sector empresarial, ya que los puticlubs monopolizarían la actividad, y que en cambio hay elementos que indican que no necesariamente beneficiaría a las prostitutas. Al final, se dedican varios despieces a testimonios: la dueña de una casa de masajes (en el que se da algo más, según ella por voluntad de las masajistas; anda que...), dos prostitutas de trayectorias diferentes (la inmigrante que quiere ahorrar para montar una peluquería en su país y la vasca que dejó la hostelería al ver que con esto ganaba más dinero con menos esfuerzo, según sus palabras) y el dueño de un club de alterne. Hay cosas que me chirrían, pero me ha parecido bien dar voz a los diferentes agentes, retratando en el caso de los propietarios cómo se benefician de ese mundo sumergido y no regulado.

Gara: "Bilbo perseguirá a las prostitutas callejeras", por Agustín Goikoetxea
En el otro extremo está Gara. Mantiene las expresiones frívolas y estigmatizadoras. Me pone mala que se siga hablando (El Correo también lo hace) de la profesión más antigua del mundo. Me parece que es una forma fina de decir que las mujeres hemos sido putas desde que pusimos el primer pie en la Tierra. Mira si no a Eva. En todo caso, lo que no me gusta de Gara es que se caiga en situar el problema como una cuestión de orden público y que se de voz, en primer lugar, a las asociaciones vecinales. Para cuando habla Askabide, seguro que la mayoría de lectores y lectoras han pasado de página. Después el autor llena páginas enrollándose mucho sobre la situación de la prostitución de calle en cada territorio vasco (si hay o no hay) y si la crisis está afectando al sector. Yo al menos me he aburrido y no me ha aportado nada.

Berria: "Kale prostituzioa zigortuko du Bilbok, andreei zein bezeroei isunak jarrita", por Maite Asensio
Por último, hoy mismo nuestra compañera Maite Asensio publica en Berria una pieza sobre el tema, resaltando las críticas por parte de los movimientos sociales que ha despertado la iniciativa municipal. Aunque primero se explica la ordenanza y un responsable municipal argumenta a favor de ella, dedica más de medio texto a dar voz a Askabide, Alternatiba y SOS Racismo. Es el texto más austero desde el punto de vista del estilo, pero eso precisamente le previene de caer en frivolidades como las citadas. No creo que un tema tan serio y, en cambio, que tanto anima al sensacionalismo, sea el adecuado para que el o la periodista se ponga metafórica.

Respecto a las imágenes, la de Berria no sale en la web, y una vez más me quedo con El Correo. Gara saca a la típica prostituta con mini-shorts, fumando, y como posando. Es blanca, o sea que nada representativa. El diario de Vocento ofrece una fotogalería que aporta diferentes caras del sector: los clientes, los clubs, y las prostitutas "reales" (de las que estamos hablando, a las que se va a perseguir), trabajando. En uno de los pies se destaca el dato estremecedor de que el 80% han sido violadas alguna vez.

¿Qué opináis? En general, ¿cómo creéis que se está tratando el tema? ¿Qué tipo de reportaje os gustaría leer?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola:

Estoy de acuerdo con June. Bueno, el de El Correo aunque me parece que está bien hecho (con datos de Emakunde, Askabide y testimonios) el lenguaje que utiliza al empezar me pone mala. Lo que tú señalas. No sé si se quiere hacer el gracioso, si busca "complicidades" o qué. Luego se pone más respetuoso y además el reportaje resulta interesante.
También me he aburrido en el de Gara. No he llegado a terminarlo.
El del Berria también me gusta. Informa bien y resulta equilibrado.

Bea

M.N. (Marien) dijo...

En general, la prostitución es tratada por los medios de comunicación social, desinformando y de manera sensacionalista.
Reproducen eufemismos, y dan datos sin citar fuentes y no se molestan en contrastarlos.
También critico conceptos como "vender el cuerpo y la carne" Madre mía. Las prostis ofrecemos servicios y utilizamos el cuerpo como lo hace la mayoría de la gente en cualquier otro trabajo. La vagina, en puridad, no tiene nada de diferente a los ojos, las manos, las lumbares, el cerebro...es una parte más del cuerpo
Hacen falta más críticas como las que realizas.
El fenómeno de la prostitución es una realidad social muy compleja y se deben dar a conocer todas las realidades.
Muchas gracias

June Fernández dijo...

Gracias a ti, Marien. Completamente de acuerdo respecto a lo de vender el cuerpo. Y más aún, quien esté libre de haber usado el sexo como moneda de cambio para conseguir algo, que tire la primera piedra.