14 ago. 2008

Os dejo con esta buena noticia, que a la red le toca de cerca por haber mostrado en un comunicado su solidaridad con la periodista Isabel Quintairos. Enhorabuena, Isabel! Creo que, con sentencias como esta, todas ganamos un poquito; la diversidad sexual, la política, la justicia, las mujeres, la humanidad, la libertad de expresión...
(Gracias, June, por las buenas nuevas)

La Cope pacta una indemnización con la periodista despedida por lesbiana
La cadena de los obispos paga 93.000 euros, más 12.000 por salarios atrasados

ANNA FLOTATS - Santiago - 13/08/2008
La cadena Cope ha perdido una guerra. Después de 13 meses y una sentencia confirmada por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que declara nulo el despido de la periodista Isabel Quintairos, la radio de los obispos ha pagado más de 90.000 euros de indemnización a la redactora.

Ayer Quintairos esperaba en el Juzgado de lo Social número 2 de Santiago que la funcionaria de la sala pronunciara su nombre y empezara el nuevo juicio. Por segunda vez en un año, tenía que volverse a sentar al lado del responsable de Recursos Humanos de la Cope. El mismo que la despidió el 18 de julio de 2007 por estar casada con una mujer y por haber trabajado para el BNG, según reza la sentencia que ha ratificado el TSXG. El mismo que la volvió a destituir dos días después de readmitirla -como obligaba el fallo- tras ofrecerle un cheque de más de 32.000 euros que la periodista rechazó. Durante esas dos jornadas, Quintairos estuvo sentada en una silla, apartada de la redacción y sin que nadie le asignara una tarea. El juicio por el segundo despido, sin embargo, no se celebró.

Los abogados de la emisora llegaron a un acuerdo con Quintairos por el que la periodista acepta el despido como improcedente -a pesar de la sentencia del TSXG, que lo declara nulo por "violar los derechos fundamentales" de la trabajadora- y la Cope se compromete a no recurrir el fallo del Tribunal. Además de los más de 93.000 euros de indemnización -casi el doble de lo que le correspondería por despido improcedente-, Quintairos cobrará otros 12.000 euros por los salarios de tramitación -hasta hoy sólo había recibido la prestación por desempleo- y la Cope le pagará 3.000 euros más por daños morales.

El punto final a "13 meses muy duros" para Quintairos, son, según la abogada de la periodista, Patricia López Arnoso, "una satisfacción moral y una victoria judicial en un proceso que demuestra que la Cope discrimina". La letrada asegura que la sentencia del TSXG "es un avance social, un hito que sienta precedente" en la jurisprudencia española. "Hasta donde sabemos", explica, "es el primer fallo sobre discriminación por matrimonio homosexual en el país".

La Cope perdió, desde el primer día, todas las batallas de este proceso judicial. Recusó a la magistrada del Juzgado de lo Social número 2 de Santiago, Ana López Suevos, por dictar la sentencia en gallego -"una lengua oficial o tal vez algún dialecto" que los abogados de la cadena no advirtieron desconocer durante el juicio-, pero el Consejo General del Poder Judicial archivó la causa. Luego la emisora de los obispos recurrió, sin éxito, la sentencia al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

A pesar de su tenacidad, Quintairos insiste en que nunca se propuso ser "la bandera de nadie". "Lo hice por mí. Decidí que no me podía rendir, que nadie podía manejar mi vida personal y, a raíz de ello, mi vida profesional", explicaba ayer poco después de zanjar la relación laboral con la cadena para la que trabajó casi 20 años. A su lado, estaba la presidenta del comité de empresa de la Cope, Carmen Pérez, quien ha apoyado a la periodista en todo momento. Lo mismo hicieron, en su día, el Colexio de Xornalistas de Galicia y varias asociaciones de prensa.

Con dos años de paro por delante, Quintairos se replantea ahora su futuro porque, "por el giro que ha dado la emisora en los últimos años", tampoco quería seguir en la cadena. "No estaba dispuesta a que [la Cope] se librara de mí y se fuera de rositas porque una empresa no puede decirte cómo tienes que vivir o con quien te tienes que casar". El ideario de la emisora afirma, sin embargo, que la cadena debe difundir "el concepto cristiano del matrimonio, la familia y la sexualidad".

2 comentarios:

June Fernández dijo...

Enhorabuena a Isabel y gracias por tu lucha, que ha permitido que la justicia constate que la radio del obispado discrimina por orientación sexual. Creo que sienta todo un precedente que podrá servir para atajar futuras injusticias de este tipo y animar a que se denuncien más. Creo que hay que destacar también el apoyo de la presidenta del comité de empresa y del Colexio de Xornalistas.

NáN dijo...

Las pequeñas victorias, ¡ah! cómo reconfortan.

Enhorabuena a toda la gente que se ha implicado.