17 ene. 2009

Contra la sensación de impunidad


Hoy El Correo publica una información sobre las detenciones de maltratadores, las medidas para proteger a las víctimas y demás. Como comentábamos en la anterior entrada, es muy importante informar sobre las detenciones y las condenas para transmitir a agresores y víctimas que los delitos machistas no quedarán impunes, que se castigará a los primeros y se protegerá a las segundas. Por ello, el texto de El Correo merece ser reconocido. Además, en el cintillo se habla de "la lacra de la violencia de género", así como en la entradilla, por lo que la autora deja claro que no se trata de sucesos aislados sino de un problema social. Además, que la imagen se corresponda con el tema central del texto es algo a celebrar. Creo que hay un bombardeo de imágenes protagonizadas por mujeres maltratadas que puede transmitir que el problema lo tenemos las mujeres, cuando se trata de un problema de los hombres que nosotras sufrimos (y ellos también).

En el mismo periódico, se incurre otra vez en esa tendencia: una noticia habla de un asesinato machista en el mismo tono que de cualquier otro suceso, centrando la atención en detalles escabrosos y sin contextualizarlo en las relaciones desiguales entre mujeres y hombres. Pero bueno, quedémonos con modelos positivos como este reportaje de María José Tomé.

La Ertzaintza detuvo a tres maltratadores cada día el año pasado

La cifra de acusados por delitos de violencia de género o por vulnerar las órdenes de alejamiento creció un 20% en el último ejercicio en Euskadi

M. José Tomé-Bilbao

Pese a las campañas institucionales, el incremento de recursos destinados a combatirla y la mayor conciencia social en torno a esta lacra, la violencia de género continua en escalada ascendente. El pasado año, la Ertzaintza detuvo en el País Vasco a un total de 1.142 hombres por agresiones sexistas, es decir, una media de tres arrestos diarios. Una cifra que supuso un incremento del 20% respecto a las estadísticas de 2007, cuando fueron detenidos 946 individuos acusados de someter a malos tratos a sus compañeras o ex, o por quebrantar órdenes de alejamiento dictadas por los jueces.

El balance hecho público por el Departamento de Interior refleja que a lo largo de 2008 fallecieron tres mujeres en Euskadi a manos de sus maridos o novios. En los tres casos, los culpables fueron arrestados por agentes de la Policía autónoma. Otro millar de mujeres tuvieron que ser asistidas por sufrir heridas y lesiones de distinta entidad, sin contar las que padecieron daños psicológicos, más difíciles de cuantificar.

Sigue leyendo

La foto, que ilustra el reportaje, es de Luis Calabor

No hay comentarios: