28 may. 2009

Ellas se divierten menos

- La española tiene casi una hora menos al día para el ocio que el varón, según un estudio de la OCDE
- La incorporación femenina al trabajo ha sido más rápida que la asunción por el hombre de tareas del hogar
- La conciliación aún es desigual

IGNACIO CEMBRERO / CRISTINA CASTRO CARBÓN

EL PAÍS-Sociedad

A finales del siglo XIX, el economista Thorstein Veblen escribió La teoría de la clase ociosa. Según el filósofo, especializado en economía, el ocio es un símbolo de estatus social, más que otros parámetros. Cincuenta años después, en los cuarenta del siglo pasado, el psicólogo Abraham Maslow elaboró una pirámide de necesidades humanas en la que el ocio puede inscribirse en el último escalón, el de la autorrealización y la satisfacción. El ocio, desde entonces, ha sido distinguido por muchos analistas como medida de desarrollo de los pueblos.

La Organización para la cooperación y el desarrollo económico (OCDE) ha presentado recientemente un estudio centrado precisamente en el recreo; Panorama de la sociedad 2009 (en inglés, Society at a glance, la sociedad de un vistazo) pretende valorar el desarrollo de estas sociedades y mostrar los avances y los lastres que definen a los países de la OCDE.

El estudio refleja las graves diferencias que aún se arrastran entre mujeres y hombres en estos países, desarrollados o en desarrollo: ellos dedican, en todos los países de la OCDE, más tiempo al ocio que ellas. Los españoles destinan 50 minutos más a su recreo diario que las mujeres, lo que a lo largo del año significa casi 13 días menos de ocio.

¡Sigue leyendo!

1 comentario:

Blanca Oraa dijo...

Gracias a Dios no me encuentro entre las mujeres que dedican poco tiempo al ocio pero agradezco la información, me lo temía.